Padre alto rendimiento en el deporte o padre dolor de cabeza en el deporte

 

 

El objetivo de este artículo es que puedas generar un autoanálisis para saber si estás ayudándole a tu hijo a ser mejor deportista, o, todo lo contrario, estás entorpeciendo su desarrollo deportivo.

 

Cada día es más notable el esfuerzo que los clubes o instituciones deportivas serias realizan con la finalidad de brindar información a los padres de los deportistas a entender cómo pueden apoyar o destruir por completo la vida de sus hijos en el deporte; sin embargo, no todos los clubes deportivos tienen una práctica encaminada a ello, de ahí que en este artículo te dejaré algunos tip´s para que puedas identificar y facilitar el proceso deportivo de tu hijo para ayudarlo a mejorar desde tu trinchera como padre.

 

 

1. No priorices el resultado, prioriza el esfuerzo y la diversión en tu hijo.

 

2. Prioriza la competencia, pero contra él mismo, jamás contra el rival, te sorprenderás la autoconfianza que gana un deportista cuando se da cuenta del progreso que tiene cuando se enfoca en mejorar y no en frustrarse cada que no gana.

 

3. Coherencia entre lo que quieres de tu hijo y lo que muestras como ejemplo.

 

¿Que valores de vida te gustaría observar en tu hijo? Los más comunes son la responsabilidad, compromiso y la tolerancia a la frustración; sin embargo, me gustaría que tú como padre de manera muy honesta respondas a la misma pregunta, ¿estas mostrando estos mismos valores?, o eres de los que se quejan porque se va a competir en esos días de puente, o porque no te gustan los modos del entrenador, o crees que no la tratan como deberían…

 

4. Alienta en todo momento y guárdate las instrucciones.

 

5. Permite la valiosa oportunidad que tu hijo resuelva el que no le hace caso el entrenador o no juega tanto como él quisiera, es muy sencillo, hazlo responsable de su actitud, de sus ganas de entrenar, de asistir poco a los entrenamientos, de no vencer sus miedos; pero lo más importante, no se lo quieras resolver como adulto al querer hablar con el entrenador, desde aquí comienza la seguridad y el esfuerzo por cambiar las cosas que no están bajo su control.

 

6. Si hablas mal del entrenador frente a tu hijo, lo único que haces es generar dudas e inseguridades en tu hijo, nadie responde bien cuando tenemos dudas de si el líder es apto o no.

 

7. No inculques ganar a toda costa, eso no es real, inculca que en ocasiones ganarás y otras no, y eso no tiene nada que ver en ser un ganador o no, mejor aliéntalo a que se levante una vez que el deporte se encargó de tirarlo deportivamente hablando y jamás, pero jamás hagas un drama por que no se gana.

 

8. No cargues con la idea de que tu hijo debe ser igual o mejor en el deporte de lo que tú fuiste, tampoco con la idea de que debe practicar el mismo deporte que tu realizaste o tu familia, en el deporte se funciona bien cuando uno está donde uno quiere.

 

9. Si te quejas todo el tiempo del club o de los entrenadores, estarás mostrando poca adaptabilidad, no es el mejor ejemplo que tu hijo puede tener, en el deporte todo implica adaptación a nuevas situaciones, a rivales, lugares, personas, o simplemente a enfrentar a alguien que es mejor que él en el deporte.

 

10. Lo mejor que puedes hacer es no enfocarte en esperar puras medallas y trofeos, enfócate en que se divierta y compita contra el mismo, pero sobre todo alienta en todo momento y se ejemplo….

 

Lleva a cabo estos comportamientos y se un padre de alto rendimiento en el deporte, no un padre dolor de cabeza en el deporte que solo fomente una cultura del resultado.

 

 

 

 

Psic. Deportivo Carlos Alberto Vázquez Villegas

Dir. Entrenamiento Mental Deportivo

#EnTuLímite!!!

@entulimite

entulimite.com

 

 

Please reload

Featured Posts

Novatadas en el deporte, ¿Realmente qué se busca en ellas?

August 5, 2015

1/1
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags