CARENCIAS MENTALES DEL DEPORTISTA MEXICANO

 

Introducción

 

De forma muy sencilla comparto mi experiencia sobre las limitaciones mentales de los deportistas mexicanos con los que he tenido la oportunidad de colaborar en diferentes proyectos de iniciación, desarrollo y alto rendimiento; sirvan estas líneas de una manera constructiva y como mera oportunidad de mejora.   

 

Deporte de iniciación

 

Unos pequeños que llegan al deporte que una sociedad los empuja cada vez más al ámbito competitivo de una manera voraz, donde las cargas emocionales van en contra de lo que un infante de manera natural puede manejar; sin embargo, hay carencias que se presentan de manera constante:

 

  • Capacidad de adaptación

  • Tolerancia a la frustración 

  • Esfuerzo mantenido

  • Incompatibilidad de objetivos con los de un club

Aunado a programas deportivos que prácticamente carecen de preparación en los aspectos antes mencionados ya que priorizan el resultado, resulta muy complicado para los menores llevar una participación deportiva que les ayude a explotar al máximo sus capacidades, combinado con una educación en casa que poco o nada favorece el desarrollo de estas capacidades, resulta necesario implementar actividades a favor del desarrollo de estos aspectos de manera paralela en los programas deportivos, así como a los padres, ya que dejar toda esta responsabilidad al deporte, poco hará para su desarrollo, se requiere un estilo de crianza que ayude a explotar estas cualidades, el primer aspecto a trabajar, es en casa.

 

Deporte Juvenil

 

Aunque cada vez se va pareciendo más al deporte de alto rendimiento, el adolescente deportista se presenta en su mayoría con una idea de poco o mínimo esfuerzo para alcanzar altos objetivos competitivos, pretextos, un compromiso mínimo de asistencias, actitud, esfuerzo, en entrenamientos y juegos, rechazo o nula preparación física, bajo apego a una dieta o descanso apropiado, combinado con una visión donde el entorno se tiene que ajustar a sus expectativas; sin embargo, altos sueños y metas planteadas, obviamente no son compatibles con su bajo compromiso mostrado; mantenidos por una necesidad incansable de tener resultados inmediatos y a corto plazo;  las áreas de oportunidad en los programas deportivos radicarían en hacer conciencia de los requerimientos que no son mínimos, todo lo contrario, son extra-demandantes y cada vez mayores conforme se avanza en la disciplina.

 

Alto rendimiento

 

Quien llega a este nivel, va entendido afortunadamente el trabajo que implica ser deportista de alto desempeño, sin embargo, el aspecto mental a trabajar en su mayoría es manejo de ansiedad competitiva, comunicación con el equipo y el entrenador, minimizar los errores y toma de decisiones  mediante el aumento de la capacidad de atención y concentración, trabajar miedo al éxito o al fracaso, autoconfianza, la parte social y sobre todo, la finalidad de tener un plan “B”a la vida deportiva, ya que cuando ésta concluye la psique del deportista cambia radicalmente y no tener un plan de vida post-deporte evitará muchas horas de terapia por depresiones, adicciones, baja capacidad de establecer relaciones sociales cuando ya no estás en la cima o simplemente una incorporación a la vida laboral.

 

Conclusiones

 

Resulta vital a niveles de clubes y gobiernos, establecer los mecanismos necesarios para formar y cuidar de mejor manera a nuestro activo más importante, la vida de un deportista, que, aunque hoy en día son los nuevos héroes, no son invencibles, son iguales a cualquier otro ser humano, con miedos, dudas, inseguridades y fortalezas; tratándose de mover simplemente en un ambiente que les apasiona, lo menos que podemos hacer a quienes están buscando representar de la mejor manera a nuestro país o club, es responsabilizarnos de la mejor manera posible en todos los sentidos y que en muchas ocasiones, no son moneda de cambio que cuando ya no son útiles en el deporte, los abandonamos a su suerte; no olvidemos que hacen algo que casi nadie se atreve, a representar públicamente a nuestro país o institución deportiva, ojalá tuviéramos un poquito más de esa tenacidad que obviamente en el deporte se requiere y demostrarla en el día a día, en el trabajo, la sociedad, la amistad, y en cada aspecto que la vida te pone; hay mucho que aprenderles y sobre todo mucho más que cuidarles. 

 

Te puede interesar Audio-curso entrenamiento psicológico elemental para deportistas o el artículo Entrenamiento mental al alcance de todos.

 

Nos vemos… #EnTuLímite

Lic. Carlos Alberto Vázquez Villegas 

entulimite.com

Please reload

Featured Posts

Novatadas en el deporte, ¿Realmente qué se busca en ellas?

August 5, 2015

1/1
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags