CAUSAS DE LA DESERCIÓN DEPORTIVA INFANTIL

 

Introducción

 

En este artículo nos enfocaremos a uno de los problemas más graves que se producen entorno a la práctica del deporte en la infancia; la deserción deportiva, un cáncer que está presente dentro de los entrenamientos, competencias e inclusive dentro del entorno familiar; existe una gran cantidad de factores que ocasionan que un niño deje el deporte y es nuestra responsabilidad como adultos generar el ambiente óptimo para que los lugares de entrenamiento sean incubadoras de verdaderos atletas deportivos. 

 

Causa del abandono deportivo infantil

 

Llama la atención que la principal causa por la que un niño abandona el deporte sean los sentimientos no gratos que son generados en él durante la práctica del deporte, conductas como una alta presión por el entrenador, padres, compañeros, castigos, amenazas regaños, críticas e inclusive ignorar la actuación de los pequeños resulta fatal a la hora de que un niño evalúa si continúa o no en el deporte. 

El entorno familiar también puede ser generador de situaciones estresantes en los menores, al presionarlos, exigir demasiado, condicionar cosas a cambio de ganar, involucrarlos en una disciplina deportiva que no les guste, pensar que el hijo es el reflejo de los padres que fueron deportistas, inclusive cargar con el peso de hacer más cosas deportivamente hablando que los padres. 

 

No hay que olvidar que el niño se encuentra en plena formación tanto de sus capacidades físicas como emocionales y un ambiente negativo, llevará a que los niños las eviten, es decir, desertar. 

Investigaciones realizadas.

 

En un trabajo realizado en dos escuelas de fútbol americano y tres escuelas de gimnasia en el D.F, se analizó la interacción entre jugadores y entrenadores de categorías infantiles, los resultados mostraron una alta frecuencia en conductas de los entrenadores que tienden a generar sentimientos no gratos en los pequeños, anexo en orden de mayor a menor frecuencia de aparición las conductas presentadas por los entrenadores: 

 

·     Ignorar el esfuerzo deportivo 

·     Castigar 

·     Criticar 

·     Amenazar 

·     Golpear 

 

México no es la excepción, este mal afecta la mayor parte de Latinoamérica debido a la baja capacitación de los entrenadores deportivos según el DR. Juan Carlos Mazza presidente de la Asociación Argentina de Medicina del Deporte y Ciencias del Ejercicio, en unos de sus artículos indica que la especialización temprana y la sobrecarga psico-física a edades tempranas son las causas principales del abandono precoz de los nadadores infanto-juveniles y la frustración deportiva de miles de talentos potenciales. Y en última instancia, si los nadadores que abandonan no fuesen talentos, es más grave aún, ya que condenan a miles de niños y adolescentes a un abandono de todo tipo de actividad deportiva, generando la creación de potenciales futuros sedentarios. Desafortunadamente, hoy en día todavía permanece la creencia obsoleta que el deportista forma su temple con la dureza de un entrenador y deberá tolerar tantas cosas como sea posible para mostrar que tiene la fortaleza para el deporte.

 

Conclusiones

 

Resulta vital preocuparnos por generar planes de intervención que promuevan la permanencia y la adherencia deportiva en los niños que se encuentran iniciando en el deporte independientemente de la disciplina deportiva, así como verificar y exigir en las instituciones deportivas infantiles la capacitación de los entrenadores enfocada a promover el buen ambiente en el deporte infantil. 

No es real la creencia de que el mejor entrenador, aquel que es duro, inflexible, formará de mejor manera a los niños, todo lo contrario, son los que más índice de situaciones desagradables y estrés generan en los niños, por lo tanto, son los que más deserción generan y, por ende, en este sentido son los que retiran más niños del deporte.

 

Consejos

 

Ahora bien, si no es posible controlar la conducta de los responsables de entrenar a los niños, sería muy prudente como padre tomar en cuenta lo siguiente: 

 

· No obligue a su hijo a practicar un deporte que no desea. 

· Recuerde que los niños practican un deporte para su propia diversión, no la suya. 

· Aliente a su hijo a jugar de acuerdo a las reglas. 

· Enseñe a su hijo que el esfuerzo honesto es tan importante como la victoria a efecto de que el resultado de cada partido sea aceptado sin una indebida desilusión. 

 

 

 

· Convierta una derrota en victoria ayudando a su hijo a mejorar sus destrezas. 

· Nunca ridiculice a su hijo por cometer errores o porque pierda un partido. 

· Recuerde que los niños aprenden mediante el ejemplo. 

· Aplauda el buen juego de su equipo y el del oponente. 

· Nunca cuestione las decisiones de los árbitros y menos su honestidad. 

· Apoye todos los esfuerzos para eliminar los abusos físicos y verbales del deporte infantil. 

· Reconozca el valor y la importancia de los auxiliares voluntarios ya que aportan su tiempo y esfuerzos para brindar una actividad recreativa a sus hijos. 

· Ayude a que su hijo comprenda las diferencias que existen entre los partidos que ellos juegan y los partidos de los profesionales, tienen objetivos muy distintos. 

· El principal objetivo del niño en el deporte es divertirse. 

· El principal objetivo del deporte profesional es ganar para mantener un empleo y obtener ganancias económicas, en el deporte infantil, ni al caso.  

 

Te recomiendo ampliamente el artículo Padre alto rendimiento en el deporte o padre dolor de cabeza en el deporte para verificar que no estés presentando comportamientos que pongan en riesgo la permanencia de tu hijo en el deporte.

 

Te podría interesar el curso a padres

 

 

Nos vemos… #EnTuLímite

Psic. Dep. Carlos Alberto Vázquez Villegas 

entulimite.com

Please reload

Featured Posts

Novatadas en el deporte, ¿Realmente qué se busca en ellas?

August 5, 2015

1/1
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags